Nuestra misión :

Defender los derechos y la dignidad del niño en todo el mundo

Niños en conflictos armados

©Thomas Koch -Shutterstock.com

Los niños víctimas de conflictos necesitan una atención específica y a largo plazo. El BICE no interviene en el terreno en situaciones de emergencia y tampoco presta asistencia humanitaria de primera necesidad.

Nuestras acciones se llevan a cabo paralelamente al conflicto o posteriormente, una vez que la emergencia puede dar paso a la reconstrucción.

El objetivo del BICE y de sus socios y miembros es ayudar a los niños a recuperar el equilibrio y la fe en el futuro que perdieron como consecuencia del trauma sufrido.

¿Qué se entiende por niños víctimas de conflictos?

Existen varias tipologías de niños víctimas de conflictos:

  • Niños víctimas de la guerra : a pesar de ellos mismos, los niños están expuestos, durante y después del conflicto, a sufrir las consecuencias de los bombardeos, de los combates, de las privaciones… Forman parte de las víctimas civiles.
  • Niños desplazados
    • o niños refugiados : a causa de conflictos, violencias, desastres naturales, los niños y sus familias huyen de su país y se refugian en los países vecinos. En este caso, los niños tiene derechos específicos.
    • o niños desplazados internamente: la mayoría de las veces los niños se desplazan dentro de las fronteras de su propio país en función de los combates.
    • o niños no acompañados: son niños separados de su familia a causa de un conflicto. Están solos pero no son necesariamente huérfanos.
  • Niños en los conflictos armados: son niños soldados, niños y niñas menores de 18 años, reclutados por la fuerza o secuestrados, alistados para huir de la pobreza, el maltrato o la discriminación. Estos niños son empleados como combatientes, avanzadillas, porteadores, cocineros u obligados a prestar servicios sexuales.

El BICE obra en favor de los niños víctimas de conflictos

Los niños son las primeras víctimas de los conflictos y son ellos quienes quedan mayormente marcados. Para todos estos niños y niñas, la asistencia de emergencia no es suficiente. Lograr la paz es un verdadero desafío para los países en guerra y sus habitantes, que han sufrido durante demasiados años. Las heridas y los traumatismos dejan marcas de por vida y destrozan a enteras generaciones de niños.

El BICE y sus socios y miembros están convencidos de que construir la paz implica:

  • Reaprender a confiar
  • Volver a encontrar raíces y valores fundamentales que permitan la vida en común
  • Reaprender el respeto de las leyes y reconstruir un estado de derecho.

A lo largo de estos últimos 15 años, el BICE y sus socios y miembros intervinieron en varias zonas de conflicto: Liberia, RDC, Costa de Marfil, Malí, Siria… Se trató, a cada vez, de ofrecerles un apoyo psicosocial a los niños.

En algunos casos, los proyectos preveían asimismo la búsqueda de las familias, cuando se trataba de desplazamientos masivos de las poblaciones, o la prevención de los riesgos inherentes a la presencia de explosivos activos.

Número de niños víctimas de conflictos acompañados por el BICE

  • En Siria : 1 400 niños en 2014-2015
  • En Malí : 25 000 niños en 2012-2013
  • En RDC : 10 000 niños en la período 2001-2012
  • En Costa de Marfil: 1 000 niños