Nuestra misión :

Defender los derechos y la dignidad del niño en todo el mundo

Trabajo infantil forzoso y niños trabajadores

La problemática del trabajo infantil es mucho más compleja de lo que parece. Por ello, el BICE establece una distinción entre trabajo infantil forzoso y niños trabajadores. En el primer caso, el BICE condena cualquier forma de explotación laboral de los niños y lucha enérgicamente contra las peores formas de trabajo infantil, promoviendo tanto su erradicación como el enjuiciamiento de sus instigadores. En el segundo caso, en cambio, obramos para el reconocimiento de los derechos de los niños trabajadores cuando por motivos sociales, económicos y culturales el trabajo infantil resulte inevitable pero adecuado a la edad del niño y a sus derechos, entre ellos el derecho a la educación, y se remunere en su justo valor.  

El BICE obra contra el trabajo infantil forzoso

Un ejemplo ilustrativo: nuestro proyecto en Togo ha sido concebido para proteger directamente a 600 niños por año e influir significativamente a nivel nacional en la solución del problema.

La acogida de los niños víctimas, la implementación de líneas telefónicas de emergencia, la sensibilización del público en general y de los medios de comunicación, las acciones específicas de promoción y defensa a nivel tanto nacional como internacional son algunas de las acciones en curso.