Nuestra misión :

Defender los derechos y la dignidad del niño en todo el mundo

Acogida de la primera infancia en la India

En India, el cuidado de los más pequeños resulta problemático cuando las madres trabajan. La escasez de estructuras adecuadas para la acogida de la primera infancia hace que a menudo las madres se llevan a sus hijos a su lugar de trabajo.

Esta realidad es aún más grave en la región de Bangalore (en el sur del país) donde numerosas madres se ven obligadas a llevarse a sus pequeños a las fábricas de seda donde trabajan.

Por lo cual, estos niños pasan días enteros en los talleres, en condiciones insalubres que los vuelven muy vulnerables a las enfermedades pulmonares y respiratorias, y los exponen a un alto riesgo de quemaduras debido a los vapores ácidos que se desprenden durante el proceso de extracción de la seda.

El BICE obra a favor de la primera infancia en la India

Desde 2012, el BICE y su asociado local, Aina Trust, están llevando a cabo un proyecto piloto de guarderías comunitarias y de formación de niñeras habilitadas en la ciudad de Sidlaghatta.

El objetivo de este proyecto es mejorar a largo plazo el bienestar y el desarrollo de los más pequeños, proponiéndole a las madres trabajadoras de la seda un sistema de cuidado adaptado al contexto socioeconómico de su familia y tranquilizándolas sobre su papel de progenitora.

Actividades entorno a la estimulación temprana

Varias actividades se están llevando a cabo conjuntamente en las guarderías comunitarias y con las familias:

  • Formación de niñeras
  • Acogida diurna de los más pequeños en el domicilio de las niñeras
  • Suministro de juguetes y herramientas educativas para los niños
  • Creación y equipamiento de un espacio adecuado para las actividades recreativas y lúdicas en el domicilio de las niñeras
  • Preparación de comidas sanas y adaptadas a las necesidades nutricionales de los más pequeños
  • Seguimiento médico regular
  • Formación de las madres y de la comunidad sobre el cuidado de los niños y niñas de primera infancia, mediante talleres sobre higiene, alimentación, seguridad, enfermedades, derechos del niño, etc.

Testimonio

Testimonio de Mandju, mamá de Gita

Mandju trabaja en una fábrica de seda. Sin ayuda alguna, se ve obligada todos los días a llevar a su hija Gita, de 1 año, a su lugar de trabajo.

Mi hija de uno año gateaba por todas partes, hasta que tuve que atarla con una cuerda para que no se lastime. Llevaba entonces días enteros sin moverse y sus piernas acabaron atrofiándose. Dejó de moverse y de comer, y lloraba a menudo. Yo no tenía medios para cuidar de ella y ella no mejoraba.

Mi vecino me habló de un centro para los más pequeños en Sidlaghatta. El personal de Aina Trust me ayudó a curar a Gita y, sobre todo, me enseño a cuidar de ella.

Ahora, la acompaño todos los días al domicilio de una niñera y me marcho tranquilla a mi trabajo. Gita hizo enormes progresos: camina, aprende a comer sola y canta rimas infantiles. Regularmente voy a ver a un médico con ella y participo en talleres sobre la nutrición de los niños.

Hoy Gita se ve feliz y risueña.

Le doy las gracias al Bice y a Aina Trust por su apoyo