El BICE entre acciones concretas y proyectos a largo plazo: el ejemplo de Paraguay - BICE - ONG de protection des droits de l'enfant
X

El BICE entre acciones concretas y proyectos a largo plazo: el ejemplo de Paraguay

El éxito de la alianza llevada a cabo con la asociación Callescuela a favor de los niños trabajadores o de la calle ahora nos permite ofrecer iniciativas más amplias. 

Compartir

Soporte

El BICE desarrolla hace varios años con la asociación paraguaya Callescuela unas acciones que apuntan a dar acceso a la educación a los que se ven privados de la misma.

Se proporcionan cursos de apoyo escolar y nutricional a niños de 6 a 18 años de edad, así como una inscripción a la escuela o en formación profesional.

En el 2014, también hemos logrado implementar tres centros de estimulación temprana para ofrecerles a los más pequeños un espacio seguro y estimulante para su bienestar.

Los Centros comunitarios de educación

Las actividades llevadas a cabo con Callescuela apuntan a proporcionarles a los niños unas habilidades sociales para entrar a la escuela. La acción se lleva a cabo en la capital, pero también en comunidades rurales. Los niños y adolescentes trabajadores expuestos a los peligros de la calle son acompañados por los equipos locales. La eficacia de este programa para los niños que viven en la calle es tal que a partir del 2010, la propuesta pedagógica de intervención se ha adoptado como política pública de educación.

Ahora queremos desarrollar con Callescuela el papel de los comités de los padres para fomentar su participación en el proyecto y en el mantenimiento de los centros, mientras se preserva la diversidad de los servicios ofrecidos a los niños, desde la merienda diaria hasta los talleres escolares.

También se reforzará el trabajo de promoción con el gobierno local para garantizar a las comunidades un acceso sistemático a los servicios públicos, incluyendo los de salud.

Proteger más ampliamente la infancia

Con el éxito de estas acciones conjuntas del BICE y Callescuela hemos adquirido hace años una legitimidad en el país que nos permitió presentar en el mes de noviembre de 2014, un plan de acción más amplio. En ocasión de una mesa redonda titulada “La protección de la infancia: un compromiso y una obligación de todos”, el BICE pudo presentar la Política de Protección de la Infancia que le proponemos a las instituciones.

El evento contó con la presencia de la directora de la Secretaría Nacional de la Infancia y de los servicios de protección de la infancia y de la familia, que introdujo la mesa redonda.

También asistieron a la asamblea representantes de las ONG locales, congregaciones religiosas que trabajan para la infancia, educadores profesionales y estudiantes.

El objetivo era permitir que todas las personas no consideren la protección de la infancia como una herramienta compleja reservada para los expertos, sino como un sistema global de prevención, participación y compromiso de cada uno para facilitar un ambiente de protección y buen trato de los niños.

Hoy tenemos una buena esperanza de ver esta herramienta adoptada por un número de organizaciones, tanto públicas, religiosas y ONG, en Paraguay así como en Guatemala o en Argentina y luego en otros países de América Latina.

Una buena forma de difundir las nociones de bienestar y de protección aún más ampliamente que por medio de nuestros proyectos de terreno concretos… ¡un objetivo que siempre intentamos animar!

Mantente informado con nuestro boletín informativo

    y en...