Nuestra misión :

Defender los derechos y la dignidad del niño en todo el mundo

20 marzo 2018 | 15:31

¿Cómo lograr avances en el ámbito de la justicia juvenil en Guatemala?

El ICCPG es el socio del BICE en Guatemala para el programa Niñez Sin Rejas. En el marco de este programa, el ICCPG imparte diferentes formaciones para desarrollar la justicia restaurativa y sensibilizar a la población local sobre el destino de los niños y niñas en conflicto con la ley en su país.

En el año 2017, el ICCPG organizó tres ciclos de formación para la justicia juvenil en Guatemala. Estas formaciones reunieron a 331 participantes que trabajan en las autoridades judiciales del país (la Secretaría del Bienestar Social, el Ministerio Público, la Policía Nacional Civil) y miembros de la sociedad civil. Esmeralda Monterosso Sánchez, responsable de las formaciones para el ICCPG, hace un repaso de estas formaciones.

¿Cuáles han sido los principales avances en el ámbito de la justicia juvenil en Guatemala?
La justicia juvenil en Guatemala ha avanzado. Entre los avances logrados, se puede destacar la designación de jueces de menores en los tribunales de primera instancia para los niños, niñas y jóvenes en conflicto con la ley. Este dispositivo se extiende por todo el país. Hasta ahora, se han designado 22 jueces de menores, quienes están asistidos por equipos especializados que se aseguran de que se haga justicia de la mejor manera posible.

¿En qué consisten las formaciones que ustedes imparten en colaboración con el BICE?
Las formaciones que impartimos en el marco del programa Niñez Sin Rejas con el apoyo del BICE, se dividen en 3 grupos:

  • las formaciones especializadas en materia de justicia penal juvenil que se dirigen a los agentes de la justicia;
  • las formaciones de sensibilización que se dirigen a los medios de comunicación;
  • las formaciones para las organizaciones de la sociedad civil que acompañan a los niños y niñas en conflicto con la ley (NCL).

El conjunto de estas formaciones apunta a sensibilizar sobre la situación de los NCL desde el punto de vista de los derechos humanos y del respeto de la dignidad.

¿Cuáles han sido las reacciones de los miembros de la justicia que han seguido esta formación?
El principio de la formación ha sido muy bien recibido. Los miembros de la justicia son conscientes de la especialización que necesita la justicia juvenil en Guatemala. Estas formaciones, escalonadas en el tiempo, todavía están siendo impartidas.
Ya se puede medir su impacto a través de las estadísticas. Las medidas no privativas de la libertad para los niños y niñas en conflicto con la ley están ganando terreno. Hoy en día, los jueces privilegian cada vez más estas medidas.

¿Qué relaciones el ICCPG tiene con el Estado para realizar este tipo de formación?
Estas formaciones presentan una conjunción de intereses para el ICCPG y las autoridades públicas, y en particular la Secretaría del Bienestar Social que se encarga de la justicia juvenil en Guatemala. Así hemos elaborado juntos los programas de formación y hemos elegido, por común acuerdo, los temas que se habían de tratar. Esta formación es una especie de programa que los equipos técnicos deben estudiar y aplicar en sus procesos con los adolescentes.

¿El cambio de gobierno en 2016 ha tenido un impacto sobre las formaciones?
Desde el establecimiento del nuevo gobierno, nos hemos acercado al director de la Secretaría del Bienestar Social que considera nuestras formaciones como favorables. Pero, algunos nuevos miembros de la administración son más recalcitrantes, lo que ralentiza nuestras operaciones. Sin embargo, el gobierno sigue considerando de forma positiva el proceso de especialización que llevamos a cabo porque es consciente de que, por el momento, no tiene los recursos financieros ni las competencias para asegurarlo.

¿El Estado implementa los recursos necesarios para aplicar los métodos preconizados?
Con el nuevo gobierno, el presupuesto de la Secretaría del Bienestar Social se dedica principalmente a los salarios y a las cuestiones administrativas, lo que limita las iniciativas. Y por eso, hoy más que nunca, es necesario que el ICCPG apoye la Secretaría para que se implementen los procesos que el ICCPG elabora internamente.