Nuestra misión :

Defender los derechos y la dignidad del niño en todo el mundo

8 diciembre 2014 | 11:54

Lucha contra el abuso sexual en Malí

El abuso sexual en Malí afecta a menudo a las niñas que migran a la ciudad en busca de trabajo. Ingenuas y con poca experiencia, caen el las manos de personas sin escrúpulos. Utilizadas para la prostitución, violentadas o abusadas sexualmente, estas niñas se encuentran en la calle sin dinero y sin conocimiento de sus derechos. Las graves consecuencias psicológicas y físicas (embarazos, enfermedades sexualmente transmisibles...) las dejan marcadas de manera permanente.  

El BICE actúa en la lucha contra el abuso sexual

El BICE trabaja en Malí desde 1996 directamente y desde el 2011 en asociación con la organización miembro BNCE-Malí, sobre la problemática de las niñas víctimas de abusos sexuales a través de dos proyectos :

Actividades de formación contra el abuso sexual

Las actividades de formación y de prevención del abuso sexual en Malí son acciones clave para que los casos de violencias sexuales disminuyan progresivamente.

El BICE se encarga de formar a los equipos del BNCE-Malí sobre la temática de las violencias sexuales (prevención, identificación, atención y reinserción de los niños víctimas).

El objetivo es constituir un equipo de personas-recursos abilitadas a formar a su vez a otros profesionales de la infancia en Malí.

Cifras clave del programa

El éxito de este programa reside en el efecto multiplicador de las formaciones.

Cada profesional formado por el BICE formará a su vez a 5 personas más quienes sensibilizarán a 25 personas más sobre esta problemática.

Cada profesional tiene la misión de intervenir con los niños, las familias y las comunidades para mejorar la prevención de los abusos y el cuidado de los niños víctimas.

Testimonio

Testimonio de la madre de una adolescente víctima

En primer lugar, agradezco al BNCE por el trabajo cumplido en la educación de mi hija y en la sensibilisación que me brindó con respecto a una adolescente. Ello me ha permitido reconciliarme con mi hija, con quien me llevaba mal. La reinserción socioprofesional y familiar de mi hija trajo un gran cambio en mi vida de madre. Mi hija se desarrolla y se complace en su formación de costurera. Lo único que puedo hacer es bendecirlos, ya que sólo Diós puede recompensarlos. Yo ya no tenía esperanzas pero gracias al BNCE el futuro de mi hija está asegurado.