Nuestra misión :

Defender los derechos y la dignidad del niño en todo el mundo

Lucha contra el abuso sexual en Rusia

El abuso sexual y el maltrato infantil son aún muy frecuentes en Rusia. Esta situación es una consecuencias de las políticas públicas obsoletas heredadas del sistema soviético. Se peocupan más de moralizar a los niños que de protegerlos durablemente y no fomentan el diálogo en el seno de la familia. En el 2008, 126.000 niños fueron víctimas de maltrato (fuente: RIA NOVOSTI 2009) y 77.000 familias perdieron sus derechos parentales (fuente: Comité Consultivo de ONG para el Estudio sobre la Violencia contra los Niños de las Naciones Unidas). Por otra parte, las estructuras de acogida que apoyan a los padres para permitirles mejorar las realciones con sus hijos y adoptar un enfoque de educacion positiva, constructiva y no violenta son muy pocas.  

El BICE actúa en la lucha contra el abuso sexual

Desde el 2005, el BICE trabaja con varios socios para luchar contra el abuso sexual en Rusia.

En el marco del programa “Lucha contra el abuso sexual” 2014-2017, los objetivos apuntan a:

  • Disminuir las situaciones de violencia cotidiana y prevenir la violencia doméstica;
  • Enseñar a los niños a identificar las situaciones peligrosas que puedan conducir a una situación de violencia para que sepan enfrentarlas;
  • Brindar un apoyo spsicosocial de calidad;
  • Favorecer la resiliencia y el restablecimiento de los niños víctimas de abusos sexuales;
  • Sensibilizar y comprometer a la comunidad y a los niños respecto de la promoción de los derechos del niño;
  • Favorecer la participación de los niños y consolidar su papel en la defensa de sus derechos;
  • Mejorar la comunicación y las relaciones entre padres e hijos;
  • Enriquecer los conocimientos de los padres y las competencias de los pedagógos en el campo de la prevención de la violencia;
  • Promover el enfoque y los métodos de la educación positiva.

Actividades de lucha contra el abuse sexual

El programa “Lucha contra el abuso sexual” en Rusia comprende diferentes actividades llevadas a cabo con nuestros socios locales:

  • Acompañamiento psicológico y terapéutico de los niños víctimas de abuso sexual;
  • Recopilación del testimonio del niño víctima adaptada a su edad y a su trauma;
  • Puesta en práctica de métodos de acompañamiento de los niños víctimas de abuso sexual;
  • Formación de los profesionales que a su vez formarán a otros profesionales provenientes de varios sectores (internados, orfanatos, centros sociales, brigadas de menores, comisarías de policía, centros de acogida…).

El BICE y uno de sus socios, Iniciativa Cívica, desarrollan dos actividades adicionales :

1. El método Grano de Arena

De conformidad con un protocolo experimentado, el método propone una serie de sainetes teatrales que presentan situaciones de violencia (física, humillación, abuso sexual, etc.). La discusión que los niños lleven a cabo les permitirá identificar los riesgos y los recursos que poseen.

El método Grano de Arena incluye la movilización de los adultos llamados “relevos” en estas escuelas. Estos están formados en la escucha de los niños víctimas de abusos sexuales y los orientan, según el caso, hacia los servicios especializados adecuados.

2. La Escuela de Padres

Se trata de la formación de los padres por psicólogos trabajadores soicales sobre la psicología del niño, la educación, la comunicación y la protección de la infancia… Los padres pueden también intercambiar ideas con los profesionales sobre las dificultades que encuentran con sus hijos y beneficiarse de un seguimiento psicológico individual.

Cifras clave del programa

Más de 57.000 personas -niños y adultos- se benefician directamente de las actividades de lucha contra el abuso sexual en Rusia:

  • 3.000 niños en riesgo o víctimas de abusos sexuales están mejor acompañados psicológica y jurídicamente gracias a las actividades de prevención;
  • 1.200 especialistas de la protección infantil han sido formados en los métodos de acompañamiento.
  • 30 adultos-relevos;
  • 1.800 padres sensibilizados sobre los problemas de violencia y de abuso sexual;
  • 300 padres participan en la Escuela de Padres;
  • 900 personas sesibilizadas sobre los principios de la educción positiva.
  • 50.000 personas sensibilizadas sobre el maltrato y los abusos sexuales contra los niños.