Nuestra misión :

Defender los derechos y la dignidad del niño en todo el mundo

3 abril 2020 | 12:08

Lucha contra la violencia en Europa del Este: primer año de un programa eficaz

Lutte contre la violence europe de l'est

Armenia, Georgia, Lituania, Rusia y Ucrania son los cinco países en los cuales el programa se implementa. En dos partes: la prevención y el acompañamiento. “Para erradicar esta calamidad, debemos sensibilizar al mayor número de personas sobre la necesidad de poner fin a la violencia hacia los niños, niñas y adolescentes, explicar, promover una sociedad sin violencia… Debemos también mejorar la calidad del acompañamiento terapéutico y jurídico del niño victima y de su familia, explica Diana Filatova, encargada del programa en esta zona geográfica. Para ello, hemos previsto acciones adaptadas en cada país”.

Sensibilizar a la lucha contra la violencia

En Lituania, por ejemplo, se ha creado un cómic para los alumnos de primaria que será difundido próximamente. Contiene historias y ejercicios sobre cómo reconocer la violencia, reaccionar y encontrar ayuda. Así, unos 300 alumnos serán sensibilizados con esta herramienta en 2020 y 2021. En Rusia, durante este primer año, son unos 170 niños, niñas y adolescentes de entre 12 y 16 años, victimas o en situación de riesgo de violencia, beneficiaron de sesiones de prevención individualizadas. En Lituania, se hace más hincapié en sensibilizar los padres y madres de familia, mediante, entre otros, la creación de una plataforma de e-learning (www.pvcmokymai.it). “Contiene seis horas de formación repartidas en cinco módulos. La ventaja de esta herramienta es que permite llegar a los padres y madres de familia que viven en diferentes regiones de Lituania, para quienes la información es menos accesible que en Vilna.” En 2019, 498 padres y madres de familia siguieron esta formación.  

Para un acompañamiento multidisciplinar especializado y eficaz

El acompañamiento a continuación. Para esta parte, el BICE y sus organizaciones socias se centran en el fortalecimiento de las competencias de los profesionales y de la cooperación multidisciplinar. Y eso pasa por la formación. En 2019, se formaron, en arte terapía especialmente, 164 profesionales de la protección de la infancia originarios de 31 regiones de Rusia. En Armenia, se formaron estudiantes en ciencias sociales y en derecho sobre las políticas públicas y leyes en vigor en su país. También, se formaron en las técnicas de audición de los niños, niñas y adolescentes victimas de violencia en Rusia y en Ucrania. “En Ucrania, por ejemplo, para mejorar la cooperación multidisciplinar y la calidad de las entrevistas realizadas en la sala de audición instalada con nuestro apoyo en el hospital para los niñas, niñas y adolescentes n°5 d’Odessa, momentos de reflexión y aprendizaje fueron organizados para el equipo implicado en su funcionamiento”, precisa Diana Filatova.

En Armenia, Ucrania y Rusia, las ONG, organizaciones socias del BICE también prestan apoyo psicológico y jurídico a los niños, niñas y adolescentes victimas de violencia. En los dos primeros países, este apoyo se desarolla a largo plazo. En Rusia, la ONG Doctors to Children ofrece un acompañamiento de urgencia en el hospital pediátrico n°5 de San Petersburgo. Tres consultas en promedio. Los niños, niñas y adolescentes que necesitan un seguimiento a más largo plazo se reorientan hacia los servicios adaptados.

Apoyo para los niños, niñas y adolescentes autores de violencia en Georgia

En Georgia, en el marco de este programa, el BICE y la ONG Public Health Foundation of Georgia trabajan sobre un método de apoyo terapéutico para los niños, niñas y adolescentes autores de abusos sexuales. Dicho de otro modo, niños, niñas y adolescentes con comportamientos sexuales inapropiados y potencialmente peligrosos para ellos y/o su entorno. “Todas las autoridades nacionales concernidas confirmaron la necesidad de dicha guía metodológica. Después de su realización, una formación fue llevada a cabo a finales de 2019 con profesionales de la protección de la infancia. Y 13 niños, niñas y adolescentes fueron orientados hacia el equipo de nuestra organización socia. Entre ellos, 11 fueron víctimas de abuso sexual y vivían en una situación de extrema precariedad. El trabajo de acompañamiento está en curso.»

Por último, durante este primer año se realizó un trabajo importante de incidencia fue todo en los cinco países destinatario del programa. Y esto, con las autoridades locales, nacionales e internacionales (más información aquí). El conjunto de las actividades continuará, por supuesto, durante los dos próximos años.

*En Armenia, la ONG Arevamanuk; en Georgia, la ONG Health Foundation of Georgia ; en Lituania, la ONG Children Support Centre ; en Rusia, la ONG Doctors to Children ; y en Ucrania, la ONG Women’s Consortium of Ukraine.

En cifras…

– 739 profesionales de la protección de la infancia fueron formados en diversos aspectos de la violencia hacia los niños, niñas y adolescentes.  Esto va desde la identificación y denuncia de las violencias hasta las técnicas específicas de acompañamiento terapéutico del niño víctima.
– 112 miembros de los equipos multidisciplinarios (incluidos los policías) que participan en la audición de los niños víctimas o testigos de violencias fueron formados en las buenas prácticas de audición y cooperación multidisciplinaria.
– 730 niños, niñas y adolescentes victimas de diferentes tipos de violencia recibieron un acompañamiento multidisciplinario.
– Al menos 567 padres y madres de familia de los niños, niñas y adolescentes acompañados fueron también apoyados.
– 13 niños, niñas y adolescentes con comportamientos sexuales inapropiados beneficiaron de un apoyo terapéutico.
– 170 niños, niñas y adolescentes victimas o a riesgo de diversos tipos de violencia mejoraron sus capacidades de prevenir y denunciar los abusos sexuales.
– 13 niños, niñas y adolescentes pudieron ser oídos en la nueva sala de audición apoyada en el marco del programa.
– 515 padres y madres de familia participaron en formaciones que les permiten mejorar sus conocimientos sobre los abusos sexuales hacia los niños, niñas y adolescentes para prevenir los riesgos y ayudar sus niños, niñas y adolescentes en caso de necesidad.
– 70 personas (padres, madres de familia y docentes) recibieron una formación sobre la prevención del acoso escolar.
– Se llevaron a cabo dos acciones de incidencia en todos los países en que se ejecutan el programa, así como al internacional para perpetuar mejor el trabajo de sus organizaciones socias.