Nuestra misión :

Defender los derechos y la dignidad del niño en todo el mundo

Derecho a la educación para todos los niños

El derecho a la educación es una clave esencial para que se pueda garantizar un futuro a todos los niños y niñas.

124 millones de niños y niñas que tienen entre 6 y 15 años no han ido nunca a la escuela (¹). Existen muchas razones para explicar esta falta de escolarización: el niño o la niña debe trabajar para participar en la supervivencia de su familia, pertenece a una minoría, sufre una discapacidad o es precisamente una niña, etc.

El BICE y sus socios están convencidos de que la educación es la clave esencial para ofrecer perspectivas para el futuro a los niños y niñas, pero también para luchar contra el maltrato, la violencia y la exclusión social. Todos los niños y niñas tienen derecho a una educación de calidad y todos deben beneficiarse de una educación en derechos para que puedan protegerse y ser capaz de acoger y respetar al otro.

El BICE trabaja por el derecho a la educación

Apoyándose en esta convicción, el BICE inició en 2016 un programa ambicioso, “Derecho a la Educación - Educación en Derechos”, que beneficiará directamente a 5 000 niños y niñas cada año y que afectará a más de 20 000 adolescentes en 15 países. 15 proyectos ya se están implementando y se desarrollarán nuevos proyectos de aquí a 2020.

El programa del BICE para el derecho a la educación y la educación sobre los derechos se organiza en torno a dos ejes:

La escolarización

Sin educación, el niño o la niña no puede desarrollar el conjunto de sus capacidades ni realizarse plenamente. Sin educación, no puede convertirse en un adulto consciente de sus derechos y los de su prójimo. Los proyectos de escolarización del BICE ayudan a niños y niñas vulnerables por su discapacidad, su situación económica o su historia, a regresar a la escuela. El BICE promueve una educación de calidad para todos los niños y niñas mediante los centros de acogida, la implementación de métodos inclusivos, el apoyo escolar y la formación de profesores. Promueve una educación participativa que respeta la cultura del niño o la niña y que también consiste en una educación sobre los derechos.

La estimulación temprana

El descubrimiento de su entorno, la socialización y la motricidad, por ejemplo, son aprendizajes cognitivos esenciales que ocurren en la primera infancia. El BICE desarrolla proyectos de guarderías comunitarias y forma a cuidadoras para los niños y niñas de las familias más vulnerables. Fomentar la estimulación temprana de los niños y niñas más pequeños de quienes demasiado a menudo se descuida, permite prevenir las lesiones irreversibles y ofrecer a todos los niños y niñas las mismas oportunidades de éxito en la escuela.

La formación profesional

El BICE coordina y financia proyectos de formaciones profesionales para jóvenes en situación de vulnerabilidad. Al aprender un oficio, estos jóvenes podrán ejercer una actividad que les asegurará recursos suficientes para vivir con dignidad. Ejercer una actividad también les permitirán integrarse de manera duradera en el tejido económico y social de su sociedad.

La sensibilización

El BICE organiza el festival Enfances dans le monde; es el único festival de documentales sobre la infancia en Francia. Cada año, centenas de colegiales y estudiantes de secundaria descubren, gracias a las películas proyectadas con ocasión del festival, situaciones de niños y niñas en el mundo cuyos derechos son violados. El trabajo de reflexión que se lleva a cabo dentro de cada clase antes de que se proyecte las películas, constituye una verdadera educación sobre los derechos. Los adolescentes toman conciencia de las realidades de la vida, a menudo duras, a las que se enfrentan estos niños y niñas. Así están sensibilizados para convertirse a su vez en embajadores de los derechos del niño.

Cifras clave

25 000
niños y niñas beneficiarios
2 000 000€
Presupuesto total
15
países afectados en los 4 continentes
2016
fecha de inicio del proyecto con una duración de 4 años