Nuestra misión :

Defender los derechos y la dignidad del niño en todo el mundo

8 diciembre 2014 | 13:44

Lucha contra el abuso sexual en la República Democrática del Congo

El abuso sexual en la República Democrática del Congo (RDC) concierne sobretodo a los niños vulnerables. La deterioración de la situación de las políticas públicas es, además, alarmante e inquietante. A causa de la pobreza, varias generaciones viven en la calle y los padres no pueden ofrecer buenas condiciones de vida a sus hijos, víctimas de explotación y de exclusión. El Estado no se haca cargo de ellos, en particular de las víctimas de abuso sexual. La situación de las niñas es particularmente preocupante, el escándalo de los miles de violaciones cometidas en el este del país se generaliza. Los autores de estos actos no son perseguidos y las víctimas no reciben inguna ayuda.  

El BICE actúa en la lucha contra el abuso sexual

Desde 1996, el BICE trabaja en el terreno en la RDC (directament durante 15 años y luego en asociación con el BNCE-RDC). En el marco del programa interregional “Lucha contra el abuso sexual” el BICE y el BNCE-RDC aseguran la formación de los profesionales de la niñez para proteger mejor a los niños en riesgo o víctimas de abusos sexuales.

Actividades de formación contra el abuso sexual

Estas actividades de formación y de prevención del abuso sexual en la RDC son acciones clave para disminuir progresivamente los casos de violencias sexuales.

El BICE forma los equipos del BNCE-RDC sobre la temática de las violencias sexuales (prevención, identificación, cuidado y reinserción de los niños víctimas).

El objetivo es constituir un equipo de profesionales quienes, a su vez, formarán a otras personas.

Cifras clave del programa

Es difícil cuantificar el número de personas formadas a lo largo del proyecto ya que el éxito del programa reside en el efecto multiplicador de la formación.

En total, un profesional formado por el BICE formará a su vez a cinco personas más y éstas sensibilizarán a 25 profesionales más respecto de la problemática.

Cada profesional cumple con la misión de intervenir con los niños, la familia y la comunidad para mejorar la prevención de los abusos y el cuidado de los niños víctimas.