Nuestra misión :

Defender los derechos y la dignidad del niño en todo el mundo

10 enero 2020 | 09:46

PARAGUAY- « ESTO NOS SERVIRÁ PARA AFRONTAR LA REALIDAD »

Taller “Grano de arena” de prevención de las violencias contra los niños, niñas y adolescentes en Paraguay ©BECA

BECA, organización socia del BICE en Paraguay, multiplica sus acciones de lucha contra la violencia. Una necesidad en este país donde las cifras de violencia hacia los niños, niñas y adolescentes son alarmantes.

«En cada una de nuestras intervenciones, nos sorprende el hecho de que los alumnos carezcan de manera importante de información». La lucha contra la violencia no es un tema abordado en clase. A ello se debe la importancia de esta acción.” La ONG Base Educativa y Comunitaria de Apoyo (BECA), organización socia del BICE en Paraguay, anima las sesiones de sensibilización sobre el tema de la violencia en los establecimientos escolares o centros comunitarios. Y esto, en el marco del programa de lucha contra la violencia en particular de violencia sexual, hacia los niños, niñas y adolescentes, creado y coordinado por el BICE. El programa concierne nueve países de Europa del Este y de América Latina, de los cuales uno es Paraguay. Visibilizar y sensibilizar sobre la problemática de la violencia sexual es una necesidad considerando que, en este país, seis niños y niñas sobre diez han sido víctimas de violencia, en particular en el seno de su entorno cercano. Y cada día, 12 niños y niñas (principalmente las niñas) son víctimas de violencia sexual. Son cifras alarmantes.

Diálogo e intercambio de experiencias

Es así que tuvieron lugar diez sesiones desde el pasado junio en cuatro instituciones socias (20 durante todo el año 2019). Es decir, alrededor de 300 niños, niñas y adolescentes sensibilizados (555 a lo largo del año). Chicos y chicas, entre 10 y 19 años. Durante estos encuentros basados sobre el método “Grano de arena”, la interacción y el intercambio de experiencias y conocimientos son siempre apreciados. ¿Qué significa la violencia? ¿Qué formas puede tomar? ¿Dónde hay violencia? ¿Qué significa para ustedes el “Grano de arena”? son algunos de los cuestionamientos entorno a las cuales giran las reflexiones en las sesiones. El diálogo se instala rápidamente entre los jóvenes y los facilitadores sobre estas preguntas. Además, los participantes visionan múltiples cortometrajes, con escenas que presentan diferentes tipos de violencia.

Ayudarles a reaccionar contra la violencia

“Damos a los niños, niñas y adolescentes las claves para detectar los diferentes casos de violencia, incluido el de naturaleza sexual. Les explicamos los procesos de violencia para que sepan defenderse. Y les indicamos cómo actuar, qué procesos seguir, a quién dirigirse, cómo denunciar el acto o los actos violentos”, explica BECA. Se invitan también a los jóvenes a identificar personas de confianza en su entorno o en la escuela. Esta es la ocasión para que los facilitadores puedan explicar que algunos educadores, docentes u otros miembros del personal de la escuela, llamados “adultos de referencia”, son formados para responder a estas situaciones. Ayudarles. Después de la sesión, los comentarios de los adolescentes son muy positivos. Algunos ejemplos: “Apreciamos poder expresarnos libremente, sin ser juzgados… Esto nos servirá para confrontar la realidad… Ahora, tenemos las capacidades de actuar por nosotros o ayudar una persona cercana.”

Desarrollar alianzas

Paraguay formation des jeunes de Pytyvõhára

 

En el marco del programa de la lucha contra la violencia hacia los niños, niñas y adolescentes, BECA también se dedica a formar, en esta temática, los miembros del movimiento Pytyvõhára. Jóvenes muy activos en la defensa de los derechos humanos y de las libertades fundamentales en Paraguay. Nueve formaciones de adultos de referencia tuvieron lugar entre junio y diciembre 2019 en numerosos establecimientos escolares. Estos adultos desempeñan un papel esencial, ya que se les enseña a detectar los casos de violencia, pero también a escuchar a los jóvenes que lo necesitan, a guiarlos en los pasos a seguir.

La ONG, en paralelo, sigue desarrollando alianzas con las escuelas y los centros comunitarios para sensibilizar el mayor número de jóvenes. En particular, la ONG ha contactado dos nuevas instituciones a lo largo del segundo semestre 2019.

El acompañamiento de dos casos de violencia monitoreado

Desde el pasado junio, las acciones de sensibilización ante adolescentes han permitido identificar y denunciar a las autoridades un caso de violencia sexual. Caso que es apoyado por un fondo de asistencia facilitado por el BICE en el 2019, con el objetivo de facilitar su acompañamiento jurídico y psicológico.

En paralelo, BECA examinó el acompañamiento de dos otros casos de violencia sexual para poner de relieve las diferentes violaciones de los derechos sufridas a lo largo del procedimiento. Esto, como una manera de contar con insumos del proceso que sirvan de referencia, a fin de proponer a las instituciones competentes soluciones concretas y mejorar el sistema existente.