Nuestra misión :

Defender los derechos y la dignidad del niño en todo el mundo

11 febrero 2019 | 11:12

Presentación del nuevo libro del BICE sobre la resiliencia

En su nuevo libro sobre la resiliencia, Stefan Vanistendael relata cómo dedicó su vida profesional a ayudar a los niños y niñas más vulnerables por todo el mundo a recuperarse tras haber experimentado los peores traumas.   El pasado 18 de junio, se presentó el nuevo libro sobre la resiliencia de Stefan Vanistendael “Hacia la realización […]

En su nuevo libro sobre la resiliencia, Stefan Vanistendael relata cómo dedicó su vida profesional a ayudar a los niños y niñas más vulnerables por todo el mundo a recuperarse tras haber experimentado los peores traumas.

 

El pasado 18 de junio, se presentó el nuevo libro sobre la resiliencia de Stefan Vanistendael “Hacia la realización de la resiliencia. La Casita: una herramienta sencilla para un desafío complejo”, en el Collège des Bernardins, París, ante una asamblea de unos sesenta donantes, amigos y amigas del BICE. En este evento, que también celebraba los 70 años del BICE, la Prof.ª Cristina Castelli, directora de la Unidad de Investigación sobre la Resiliencia de la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán y vicepresidenta del BICE, acompañaba al autor del libro.

Dos socios involucrados en nuestros proyectos “Tutores de Resiliencia”, Yulia Akhtyamova, en nombre del Centre de pédagogie curative (Centro de pedagogía curativa o CCP) de Moscú, y Rana El Khoury, como representante del proyecto Fratelli que ha sido implementado por los Hermanos de La Salle y los Hermanos Maristas en el Líbano, también estuvieron presentes y compartieron sobre las acciones que han desarrollado sobre el terreno.

 

La resiliencia nos permite cambiar de mirada

En primer lugar, el autor del libro sobre la resiliencia quiso recordar el origen del concepto de resiliencia. Aunque la realidad de la resiliencia siempre ha existido, hubo que esperar hasta los años 90 en Francia para nombrar este concepto e investigar en profundidad sus mecanismos. Mientras Boris Cyrulnik trabajaba muy activamente para vulgarizar el tema, el BICE reflexionaba sobre sus fines prácticos en sus intervenciones con los niños y niñas.

El profesor Friedrich Loesel proporcionó la respuesta en el seminario del BICE en 1993: “De hecho, la resiliencia no es una técnica de intervención, sino que nos inspira en todos los compromisos que asumimos, e infunde una esperanza realista.”

Cabía entender aquí la dinámica de la resiliencia, que consiste en un cambio de mirada fundamental y profundamente cristiana que sitúa al niño, con todas sus posibilidades, en el centro de la acción. Desde entonces, la investigación sobre la resiliencia ha orientado todos los proyectos del BICE, y en particular le infundió el programa “Tutores de Resiliencia” que se centra totalmente en la resiliencia.

 

Este libro sobre la resiliencia permite entender y favorecerla

La profesora Cristina Castelli completó la intervención subrayando que la resiliencia se construye con los factores de protección innatos (la inteligencia, la personalidad, etc.) y adquiridos (la cultura, la familia, los amigos y amigas, etc.) que son propios de cada niño y niña. El niño o la niña debe concienciarse de los diferentes factores en los que puede apoyarse para recuperarse y salir adelante.

Sin embargo, este proceso al niño o la niña le puede parecer muy abstracto al principio, así que la Casita, esta pequeña casa que escenifica y ordena los diferentes factores, se ha convertido en una herramienta valiosa.

 

Por ejemplo, permite comprender que no resulta útil buscar a construir los pisos de la casa si no se llenan las fundaciones (que representan las necesidades esenciales) por orden de prioridad. También explica que cada habitación puede ser más o menos ocupada dependiendo de las necesidades y el contexto.

Por ejemplo, respecto a los niños y niñas migrantes, la continuidad de las tradiciones familiares y culturales es particularmente importante para proporcionarles puntos de referencia y asegurar que logren integrarse en su nuevo país.

 

Se desarrollan acciones de resiliencia sobre el terreno

Los dos socios del BICE sobre el terreno relataron, con mucho entusiasmo y emoción, las acciones que han desarrollado con los niños y niñas refugiados en el Líbano y los niños y niñas con discapacidades en Rusia. Por ejemplo, Yulia del CCP citó a su madre que vino al centro con su hijo pequeño a quien sólo le gustaba el canto.

Mientras todos los diagnósticos anteriores se concentraron en lo que el niño “no podía hacer” (comer sólo, hablar, caminar, etc.), los educadores y educadoras del CCP se han interesado por lo que sí era capaz de hacer. Primero vocalizar, después cantar, luego hablar y por fin caminar, así que el niño entendió que podía lograr cosas y desarrollarse.